Escleroterapia IPL


Dile Adios a las Telangiectasias!

Las telangiectasias, o arañas vasculares mejor conocidas como varices, son dilataciones de pequeñas venas visibles en la piel producida por el reflujo de las venas superficiales de paredes finas y de las venas reticulares pertenecientes al sistema venoso subdérmico.

Afectan principalmente la apariencia de los muslos y pantorrillas, y en ocasiones de las mejillas y las alas de la nariz.

Son varios los factores que las producen: infecciones, factores hormonales (embarazos), algunos medicamentos (corticoides, estrógenos), factores físicos (exposición solar, radioterapia), hepatopatías, traumatismos y otros procesos como por ejemplo el alcoholismo crónico.

La IPL y el láser; lo que hacen es sobrecalientar la vena varicosa para su reabsorción; dependiendo del fototipo de la piel y tomando en cuenta el color de la varice, la susceptibilidad al fotodaño y la capacidad para la melanogénesis lo cual ayuda a decidir sobre la posibilidad de efectividad del láser así como su posibilidad de generar pigmentación indeseable o decoloración.


Las telangiectasias que responden mejor a la escleroterapia térmica son las de coloración purpura, seguidas por las de color azul y las de menor respuesta son las de color rojo.